4.11.10

No estaba muerto andaba de parranda


Pues si… no he desaparecido sigo aquí con la vida patas pa’ arriba, pero afortunadamente a causa de puras cosas buenas que ya que tenga mas tiempo les contare, pero para regresar a mis deberes blogueriles les dejo un pequeño post aprovechando que recién paso el día en el que honramos a nuestros muertos, porque en lo que a moda se refiere acostumbramos tener varios esqueletos en el closet pero también algunas prendas y tendencias que añoramos, nos pesan que hallan pasado a mejor vida y aunque regresen por alguna razón ya no es lo mismo. Estos son mis muertitos a los que (secretamente) les pondré un altar en el fondo de mi closet.

Skinny Tie: mi perdida mas reciente, ya lo veía venir con la llegada de la pajarita pero me rehusaba a dejarla ir, es junto con los Skinny Jeans el símbolo de la silueta súper Slim a lo Hedi Slimane, pero al parecer vamos rumbo a siluetas mas holgadas y aunque los jeans se niegan a morir, la “corbatita” ya no dio para mas, es hora de enterrarla en el cementerio del fondo del closet.

Gorras:
Nadie en este mundo que se jacte de estar “IN” se pone gorras para protegerse del sol, ni para la playa solo es valida para cuando te ejercitas; y yo sufro… no porque tenga una obsesión con ellas si no porque mi cabeza es muy grande (nótese la confesión con trauma infantil incluido) por lo que los sombreros, fedoras, boinas y demás artilugios protectores de sol no me quedan o se me ven rarísimos, por lo que la gorra era mi única opción, pero ni modo no me queda mas que peinarme bien todos lo días y cargar mi bloqueador solar FPS 15.

Pantalones de cuadros: Eran los noventas cuando una pseudo cantante juvenil imponía entre la chamacada los pantalones de cuadros, como suele pasar es una tendencia que empieza con la ropa femenina y terminamos usándolos nosotros, y yo era feliz… la cantante antes mencionada me caía gorda pero le agradecía que los pusiera de moda, tenia varios modelos y en diferentes colores cada vez que podía iba a una tienda recién abierta llamada ZARA para sumar uno mas a mi colección; pero los buenos tiempos como las malas modas pasan rápidos y aunque cubrir las piernas con patrones cuadrados todavía se usa ya no es igual, ya no son acampanados ni a la cadera, y aunque regresaran mi edad ya no me lo permitiría.

Las camisetas Custo Barcelona: Colores estridentes, grafismos extraños, diferentes texturas, todas en una sola camiseta de manga larga, yo era fan de todo esto, y déjenme decirles que en mi rancho no eran fáciles de conseguir; la mayoría me las traía mi novia de la ciudad que luce en la etiqueta y otras mas me las compre cuando abrieron una tienda en el DF… pero esta desapareció junto con el sentimiento de “Soy súper Cool” que sentía cuando me la ponía para ir al antro, ahora las guardo como objetos de colección y espero pacientemente a que se conviertan en piezas vintage para ser el viejito mas fashion del asilo.
¿Y ustedes a que trapos le pusieron su altar? ¿Que modas pasadas añoran?

4 comentarios:

JuanP. dijo...

He enterrado mucha ropa, y la única que extraño serían los jeans rotos de las rodillas, se me hacían lo más en aquellos tiempos antiguos, pero ya no más, que bueno que regresas, ya se te extrañaba :)

Saludos! (n_n)

ana dijo...

Te acuerdas de esas camisas tipo Kabah de colores chillantes que se desabrochaban a partir del ombligo... allá por 1996 jajaja esa está bien muerta en mi closet... o las donas del pelo que se ponían en las muñecas!!! o los chupones que se colgaban noooo!!!!

LASTDANCEE dijo...

Jajajajja!
Eso siempre pasa, yo como tu echo un monton de menos un monton de prendas que han estado en pleno apojeo durante una época y que si ahora las llevaras seria, una especie de freak. Es muy injusto.

Te sigo,
Pásate por mi blo

BESOS

JM dijo...

um es cierto pero me pongo a pensar yo, Cuanto falta para que mi ropa (q bastante ha costado) pase de moda?

Publicar un comentario

Escribe tu opinion

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...