13.6.13

Double Income No Kids

Hace 6 años que murió mi papá , desde entonces no festejo el día del padre y no se ven festejos de este tipo en mi futuro; exactamente al siguiente día de tan paternal fecha es mi cumpleaños y apunto de cumplir 36, sigo con la clara idea de no tener hijos, lo cual para mucha gente es extraño, pero si sumamos que desde hace 3 años estoy casado y mi mujer tampoco los desea, entonces se convierte en algo realmente alarmante.
Ejemplo: Debido a una molestia en el oído fui a visitar a un medico que hace muchos años no veía, exactamente 15, mientras me revisaba obviamente salió a la platica mi estado civil a lo que inmediatamente pregunto “¿y los niños para cuando?” a lo que con toda naturalidad respondí “no deseamos tener hijos”… el me miro con cara de espanto como si le hubiera dicho que me gustaba atropellar viejitas por diversión y respondió con tono de sacerdote en sermón : “Ah como los europeos que solo piensan en ellos y en comprar cosas”.
 Zaz!... Diagnostico: conducto del oído medio inflamado con un severo caso de egoísmo y materialismo.
Esta es como muchas otras conversaciones con familiares y amigos donde después de ver caras similares hemos tenido que escuchar preguntas como: ¿Entonces para que se casaron? ¿Acaso odias a los niños? ¿Quién los va a cuidar de viejos? ¿No le tienes miedo a la soledad? Y otras frases “esperanzadoras” como: “vas a ver que pronto vas a cambiar de opinión” y “el miedo se pierde con el primero” … pero me pregunto yo ¿es valido traer un bebé a este apretado mundo sin la convicción real de tenerlo? No entiendo porque pensar que la reproducción es la evolución de un matrimonio.
En la vida siempre tendremos que lidiar con las etiquetas (algunas rigurosas otras no tanto) metrosexual, retrosexual, tecnosexual, hipster, fresa , sibarita, mamon, etc. Pero últimamente es la de DINK o DINKY la que me han colgado más, al parecer las parejas DINK son (o somos) aquellos mayores de 30 años que casados o no tienen el ingreso económico de ambas partes y no planean tener hijos o que retrasan la llegada de la descendencia en pro de una búsqueda de un mayor desarrollo profesional y personal, además de que tienen un estilo de vida centrado en el trabajo laboral para poder satisfacer la necesidad de adquirir bienes materiales, y aunque admito que me identifico con el hecho de que son (o somos) amantes de la tecnología, los viajes, la ropa y cenar fuera de casa, lo verdad es que eso no influye en mi decisión, no tengo hijos porque simplemente no me apetece.
Y aunque esta la idea glamurosa a la “Carrie y Big” la verdad es que vivir con esta mentalidad es difícil, puede ser que las mujeres sufran mas con comentarios como: “De seguro es porque el no quiere” o “Piénsatelo porque al rato que quieras ya no vas a poder” donde se les cuestiona no solo su independencia como seres libres de tomar decisiones propias si no también cuestionan el desaprovechar la supuesta virtud femenina primordial, ser madre ; la cual viene con fecha de caducidad. Pero la presión esta de ambos lados a nosotros los hombres se nos pone en duda nuestra hombría al vernos como inmaduros sin la valentía de afrontar la responsabilidad de cumplir con el papel de proveedores de una familia, o por el contrario nos creen poco comprometidos con nuestras parejas y por eso no deseamos mas ataduras con ellas, lo cual tampoco es cierto, podría ser al revés; estamos tan felices y contentos con la persona que tenemos al lado que no tenemos la necesidad de incluir a nadie mas.
Y podrán pensar que soy la reencarnación de Herodes pero lo cierto es que los pequeños engendros tampoco me desagradan tanto, he convivido con algunos que son bastante simpáticos, solo que en mi caso la felicidad que me podrían dar no es suficiente para el esfuerzo que implican, además viendo a algunos de mis amigos que les ponen a sus primogénitos sus nombres y hacen sus propios Mini-Me, o los que con tal de poder lograr un embarazo se someten y someten a sus parejas a procedimientos de fertilización sacrificando hasta el mismo matrimonio con tal de satisfacer el deseo de ser padres, no entiendo porque es a mi al que llaman egoísta. Supongo que este modelo de familia, porque si somos una familia; es el resultado de una generación que creció (o crecimos) con una educación contradictoria; por un lado la importancia vital de la superación profesional y por el otro las tradiciones de la Familia Mexicana que en muchos casos vemos totalmente disfuncionales, para terminar y no ponerme tan filosófico me pregunto ¿es tan malo el preferir preparar martinis en la madrugada en lugar de mamilas de formula? ¿Por qué a cierta edad tengo que sacrificar mis Prada por Pocoyo?

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Escribe tu opinion

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...